96.- LA PARDINA DEL SEÑOR (Fanlo)

P1050322 (Grande)

Tenemos una previsión de tiempo incierta y unas nubes grises que amenazan lluvia, así que planificamos una salida sencilla por este precioso bosque oscense.

El bosque nos regala una variada paleta multicolor y el sendero es muy agradable de recorrer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuca ha amanecido pachucha y un proceso gripal parece que asoma en el horizonte, así que decidimos bajar a la carretera para ir a buscar el coche y llevarla a casita. Unos encantadores montañeros de Zaragoza nos hacen el inmenso favor de llevarnos hasta nuestro vehículo. ¡¡Qué buena gente!! ¡¡Muchas gracias!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

95.- TRAVESÍA VIGNEMALE-3. LAC D’ESTOM – LA RAILLERE.

P1050235 (Grande)

Tras una noche venteada en nuestra tienda de campaña, en la que dormimos de un tirón. (de un tirón de una hora o dos, cada vez, queremos decir) recogemos rápido porque amenaza lluvia y salimos hacia La Raillere.

El valle de Estom, o de Lutour, nos parece precioso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegamos a un vetusto refugio que, no obstante, nos parece un lugar adecuado para romper el ayuno. ¡Qué hambre por Dios!

P1050254 (Grande)P1050256 (Grande)

Una vez con el estómago algo más contento, continuamos hacia la Fruitière saludando a unos cuantos “randoneurs” que nos cruzamos por el camino y quedan atónitos mirando el tamaño de nuestras mochilas. ¿Dónde irán éstos? pensarían.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasamos de largo la hostelería y acometemos el último y precioso tramo de esta travesía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Unas últimas fotografías en la cascada de Pisse Arros, un necesario y agradable lavado, cambio de ropa y calzado y a Cauterets a buscar un sitio para comer.

P1050276 (Grande)P1050278 (Grande)P1050280 (Grande)

Nota para los hosteleros de Cauterets:

Las ensaladas, no siendo para caracoles, se sirven en plato llano, no en plato de postre, ajustando el recipiente al tamaño de la ración y no viceversa. ¡Que pedimos el menú randoneur, después de tres días de patear por el monte!

 

94.- TRAVESÍA VIGNEMALE-2. OULETTES DE GAUBE-PETIT VIGNEMALE-LAC D’ESTOM

P1050151 (Grande)

Amanecemos en el refugio de Oulettes de Gaube, que nos ofrece una preciosa vista del macizo de Vignemale.

Iniciamos la jornada subiendo hacia la Hourquete de Ossue, no sin antes, dejar nuestras pesadas mochilas a buen recaudo en determinado punto del recorrido y coger una pequeña mochila de ataque que nos regalaron en Minobay (¡Gracias!).

Un sendero muy bien trazado nos permite alcanzar el collado, en el que sopla un viento bastante desagradable. Tememos que en la cima no podamos estar mucho tiempo, si es que conseguimos llegar hasta allí.

Con mucha alegría y buen paso, llegamos hasta la cima del Petit Vinemale, que además de sus preciosas vistas, nos regala una sensación térmica muy agradable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras pasar una hora contemplando el paisaje y hasta durmiendo un rato ¡A tres mil metros! bajamos de nuevo a la Hourquete de Ossue, para después desandar parte del camino hasta el desvío hacia el collado de Arraille,

P1050204 (Grande)P1050205 (Grande)

Notamos de nuevo el peso de nuestras mochilas de travesía, pero alcanzamos el collado sin más dificultad que la de decidir por cuál de los posibles itinerarios que indican los múltiples hitos y marcas de pintura, es el más adecuado. ¿Es que iban tres y estaban enfadados?

Desde el collado divisamos la larga canchalera que nos va a tocar bajar. ¡Se nos va a hacer largo este trozo! ¡Ma que pedregal!

 

Finalmente, salimos de la zona de piedras y llegamos al sendero, divisando ya el lago de Estom y su refugio, que parecía estar abierto aun cuando nos habíamos informado de que ya estaba cerrado. ¿Nos darían de cenar hoy? Lamentablemente para nuestros estómagos, solo había una persona terminando de recoger, así que tras montar nuestra nueva tienda, de la que no hicimos fotos, nos llenamos el buche con la comida liofilizada que portábamos.

P1050231 (Grande)P1050233 (Grande)

La noche fue “entretenida” ya que se levantó viento y la tienda no paraba de agitarse ruidosamente. ¿Tú crees que aguantará? Ummm.

Al día siguiente amanece cubierto y amenazando lluvia, así que recogimos rápidamente y, sin desayunar, salimos hacia La Raillere.

93.-TRAVESÍA VIGNEMALE-1. LA RAILLERE-REFUGIO OULETTES DE GAUBE

P1050140 (Grande)

Aprovechamos el puente del Pilar para hacer una preciosa travesía de tres días.

Desde La Raillere, cerca de Cauterets, un lugar que nos trae entrañables recuerdos, nos dirigimos hacia Pont d’Espagne, cargados con unas enormes mochilas que no nos impiden disfrutar del paisaje y hacer nuestras bromas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La hostelería de Pont d’Espagne está cerrada. Hoy no toca cervecita. Hay mucha menos gente que en otras ocasiones. Unas fotos en las cascadas y a seguir en dirección al lago de Gaube.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El lago nos recibe radiante y soleado, así que aprovechamos para comer algo y echar una siestecita, que hemos tenido que madrugar mucho hoy. Un amable helicóptero que hizo unos siete viajes de ida y vuelta hasta el refugio de Oulettes, nos hizo de inoportuno despertador. ¡Cachis diez!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recorremos el lago por su margen izquierda orográfica, pasamos junto a la cascada de Esplumouse.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente llegamos al circo de Vignemale y al refugio de Oulettes de Gaube.

Nos da pereza montar y desmontar la tienda y añoramos una cena en condiciones, así que, por hoy, haremos uso de un refugio.

Pudimos descansar razonablemente bien pero lo de la cena…

No habíamos reservado y fíjate tú por dónde, en Francia si preparas sopa y espaguetis para 26 personas, es imposible metafísicamente hablando que puedan cenar 28 aunque añadas un puñado de pasta y un par de cazos de agua. Cosas de la Francia francesa.

P1050143 (Grande)

 

 

92.- ORDESA: FAJAS DE RACÓN, CANARELLOS Y PELAY

P1040979 (Medium)

Celebramos el segundo aniversario de este particular “club de montaña” volviendo al escenario de nuestra primera excursión. Esta vez, cambiamos la Faja dela Flores por un recorrido por las tres fajas que rodean el valle de Ordesa.

Desde el aparcamiento, retrocedemos hasta la casa Oliván, para ascender por la senda que nos conduce amablemente hasta el impresionante circo de Carriata.

P1040952 (Medium)

Dejamos a nuestra izquierda la senda que conduce a la Fajeta y las clavijas de Carriata e iniciamos el recorrido por la Faja Racón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descendemos hasta el puente que cruza el barranco de Cotatuero, para iniciar la segunda de las fajas: La faja Canarellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras saludar a un grupo de “Trepacabras”, llegamos al bosque de las hayas, para dirigirnos hacia las gradas de Soaso y Cola de Caballo.

La dura sequía ha hecho mella en el río, y las cascadas nos parecen apenas reconocibles.

P1040999 (Medium)P1050001 (Medium)

P1050008 (Medium)

El día claro y despejado nos permite contemplar la cumbre de Monte Perdido.P1050005 (Medium)

Reponemos fuerzas en el inicio de la Faja de Pelay, y  las tres y cuarto, siguiendo el horario planificado, continuamos nuestro recorrido.

Echamos un último vistazo desde el mirador de Calcilarruego, agradeciendo a la vida, la suerte de poder estar aquí, contemplar estos preciosos paisajes y poder disfrutarlos juntos.

A las siete, llegamos al aparcamiento de la pradera, nos bebemos una cervecita fría, e iniciamos el viaje de regreso, con las pilas cargadas, la retina saturada y el alma feliz.

P1050053 (Medium)P1050052 (Medium)

91.- IBONES DE SERRATO Y LAVAZA

P1040926 (Grande)

Aprovechando este precioso día otoñal, nos dirigimos a Panticosa para descubrir dos nuevos ibones y un territorio que hasta ahora no habíamos hollado.

Desde el balneario, sumimos las escaleras, pasamos por las fuentes “en restauración” y tomamos el GR11 en dirección a Bujaruelo.

P1040909 (Grande)

Nos pasamos el desvío hacia Bramatuero, ya que habíamos leído que había que llegar a un tubo, no hay cartel indicador y la pintura en la roca es apenas visible.

P1040931 (Grande)

Una vez alcanzado el famoso tubo, lo recorremos hasta llegar al sendero que asciende hacia los dientes de Batanes y los ibones de Serrato y Lavaza.

P1040910 (Grande)

Una pendiente exigente y debiendo prestar mucha atención a los hitos, nos conduce hasta el ibón del Serrato, muy bajito en este principio de otoño.

P1040916 (Grande)

Bordeamos el ibón y alcanzamos el ibón de Lavaza (o Labaza), éste con un nivel de agua mucho mayor.

P1040920 (Grande)

Para rematar el día subimos hasta el collado de Lavaza tras una dura e incómoda subida entre bloques de piedra.

P1040924 (Grande)

La semana ha sido exigente laboralmente y decidimos que ya es bastante por hoy. Descubrimos lo sabias que son las lagartijas y les imitamos echando una buena siesta sobre una losa de piedra.

Descendemos de nuevo hacia los ibones, que nos ofrecen una bonita estampa.

P1040926 (Grande)

P1040929 (Grande)

Esta vez, estamos atentos al desvío y al llegar al tubo, tomamos el sendero que nos conduce hasta las ansiadas jarras de cerveza en Casa de Piedra.

P1040933 (Grande)

 

90.- LAC D’ISABE (con prórroga)

P1040856 (Mediano)

Comenzamos la excursión un poco más abajo de lo previsto, ya que un cartel indicaba la prohibición de circular por la pista debido a labores de extracción forestal. Tuvimos que dejar el coche al lado de la carretera.

P1040785 (Mediano)

Un precioso bosque, junto a un río encajonado que oímos sin apenas poder distinguir, acompaña nuestros primeros pasos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al llegar al aparcamiento, un despiste, pese a la buena indicación existente, nos hace seguir en dirección equivocada, recorriendo dos kilómetros, con fuerte pendiente, hasta que advertimos nuestro error. ¡Excursión con caramullo! Una hora más de caminata y más de 200 metros de desnivel positivo que añadir a la ruta inicial.

P1040804 (Mediano)

Como casi todo esfuerzo tiene su recompensa, nuestro despiste nos permitió una vistas preciosas del Pic de la Tenèbre, que se nos antoja un pequeño Cervino francés.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez retrocedido el camino equivocado, iniciamos la ascensión, en primer lugar por un frondoso bosque por el que la senda sube en empinadas rampas.

Superado el bosque, nos asomamos a la ladera que debemos de superar hasta llegar al lago. Una subida exigente que nos ofrece frambuesas y arándanos, a modo de consolación.

P1040835 (Mediano)

Por fin, a las tres de la tarde, llegamos al precioso y cristalino Lac d’Isabe

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras descansar un buen rato, iniciamos el largo regreso hasta el coche.

La ruta que, en principio, ya era algo exigente, merced al corte de la pista y nuestro despiste, se convierte en una excursión de 17 kilómetros y más de 1600 metros de desnivel. ¡Esta noche, sopa de ibuprofeno!

TRACK LAC ISABE +datos track