LABIGOUER. ¡Por fin!

P1000811 (Large)

A la tercera, va la vencida. Un día magnífico y la nieve en buenas condiciones, me ha permitido quitarme la espinita de los dos anteriores intentos frustrados.

Un monte modesto, con unas vistas espectaculares. Eso sí, hay que remontar 1300 metros de desnivel en pocos kilómetros y la subida se hace exigente.

P1000824 (Large)P1000826P1000844 (Large)P1010006 (Large)P1010007 (Large)P1010014 (Large)P1010011 (Large)P1010009 (Large)P1010022 (Large)P1010023 (Large)P1010062 (Large)

Anuncios

65.- PRACTICANDO RAPPEL

2019-03-10_172753

Hemos dedicado la mañana de domingo a hacer prácticas de rappel. Antes de tener que usar esta técnica en el monte, hemos considerado necesario repasar nudos, manejo de cuerdas, práctica con distintos descendedores, etc.

Nos lo hemos pasado muy bien. Las bromas no han faltado, como de costumbre.

Hemos estrenado nuestra nueva cuerda, que hace juego con el casco de Cuca. Las demás características nos daban igual. Ja. Ja.Ja.

64.- UN PASEO POR EL BOSQUE DE BELONCE (Borce)

 

P1000793 (Large)Hoy ha amanecido con niebla en la vertiente francesa y la semana ha sido muy exigente, así que hemos dado un agradable paseo por el bosque de Belonce, en la vertiente francesa del Somport, junto a Borce.

En otra ocasión intentaremos llegar desde allí hasta el refugio de Arlet pero, por hoy, nos ha sido más que suficiente el llegar hasta la cabaña y admirar el vuelo de los buitres que majestuosamente pasaban por encima de nuestras cabezas.

La nota triste, el olor a ceniza mojada que desprendía el monte quemado por el que hemos transitado un rato.

P1000799 (Large)P1000804 (Large)P1000808 (Large)

63.- UNA NOCHE EN EL REFUGIO DE AYOUS

 

P1000674 (Large)

Una idea loca nos asaltó así por la buenas. ¿Y si vamos a pasar la noche en el refugio de Ayous, rodeados de nieve, a 2000 metros de altura?  ¡Dicho y hecho! Aprovechamos la cincomarzada y al lío.

La previsión del tiempo para dos días no era muy clara para el segundo, pero… siendo de Zaragoza, si hay que ir se va.

Dejamos el coche en la carretera, un poco antes de Gabás. La carretera de acceso a Bious Artigues está cerrada en invierno, por riesgo de aludes. Pronto comprenderíamos la poderosa razón de esta limitación que prolonga la excursión casi ocho kilómetros entre ida y vuelta.

Esta vez, hay que ir bastante cargados de peso. Sacos, ropa térmica, impermeable, hornillo y marmita, crampones, piolet, raquetas…

Nos cruzamos con una docena de personas, en la parte inicial de la excursión. Una pareja había llegado hasta nuestro objetivo y también había pernoctado allí. A las seis y media alcanzamos el refugio y delante de él, totalmente cubierto por la nieve, el lago Gentau. Encontramos el refugio perfectamente limpio y ordenado. ¡Qué gusto!

Preparamos una cena caliente y vimos el anochecer desde ese privilegiado mirador del Midi d’Ossau. Una vez dentro del saco, el ulular del viento con rachas bastante fuertes, nos hizo albergar cierto temor ante el día siguiente.

Amaneció cubierto, tal y como el pronóstico indicaba, pero el viento había cesado, así que decidimos dejar para otra ocasión el ascenso a La Larri. Ya hemos vuelto de este valle en dos ocasiones bajo la lluvia y casi mejor lo evitamos.

Tras el recorrido de vuelta, superando varios aludes que ocultan totalmente la carretera y alguno de ellos con cierto peligro para transitar sobre él, llegamos al coche.

Esta vez, optamos por cumplir un deseo que se había colado en nuestras mentes mientras desayunábamos. ¡Comimos, de maravilla, en Petruso!

P1000658 (Large)P1000663 (Large)P1000673 (Large)P1000679 (Large)P1000694 (Large)P1000723 (Large)P1000753 (Large)P1000759 (Large)P1000776 (Large)

 

62.- VALLE DE OTAL

P1000631 (Large)

 

Saludamos al mes de marzo con un paseo con raquetas hasta el valle de Otal.

Inicialmente, la visión desde el refugio de Bujaruelo, nos confundió, ya que apenas se veía nieve. Salimos con los crampones en la mochila, ante la posibilidad de algún tramo tuviera placas de hielo y dejamos las raquetas en el coche. ¡ERROR!. Tras haber recorrido un buen tramo, ya vimos que toda esa ladera y la pista estaban cubiertas de nieve y que ésta iría perdiendo consistencia a medida que pasaban las horas. Uno de nosotros regresó al coche, cogió las raquetas, dejó allí los crampones y disfrutamos con ellas de un cómodo paseo.

Hicimos parada y fonda en el valle de Otal, bien abrigados, porque comenzó a levantarse viento. Afortunadamente vamos bien equipados.

La vista del valle de Otal, los Gabietos, el puerto de Bujaruelo, casi tan bonitas como buenas las cervezas que nos pimplamos en el refugio a nuestro regreso.

61.- NERÍN-MONDOTO-PUNTA ESTIVA-NERÍN

P1000588 (Large)

 

Para acceder al punto de inicio, nos dirigimos a Nerín, por la N-260 hasta Sarvisé y, desde allí, por la H-631 hasta Nerín, que dejaremos a nuestra izquierda para seguir por la pista indicada como circuito de esquí de fondo. Dejamos el coche en la barrera de la pista, ya que no se permite la circulación de vehículos particulares.

A los pocos metros, un cartel indicador nos señala el inicio del sendero hacia el Mondoto, un modesto pico, con una panorámica espectacular.

La ascensión al Mondoto transcurre, en primer lugar, por una senda apenas marcada con pintura azul y amarilla. Al llega al collado, giramos a nuestra derecha, para encaramarnos a la loma, que nos conduce hasta la cima del Mondoto.

A nuestros pies, el vertiginoso desplome del cañón de Añisclo, los Sestrales, el Castillo Mayor, Las Tres Sorores, las Tres Marías y…

Bajamos del Mondoto con cuidado de no desviarnos hacia el norte, ya que unos cortados nos impedirán el paso hacia la Plana Basa. Para realizar la ajada, con algo de hielo, nos calzamos las raquetas, que no nos quitaremos hasta el barranco de Calderuela.

Una vez en la Plana Basa, el camino sigue en dirección NE para posteriormente girar al Oeste y subir a La Estiva, en cuya cima encontramos un vértice geodésico. Desde allí, en dirección NO bajamos a Cuello Arenas. Ya se divisa la pista que conduce hasta Nerín. A partir de este punto, podemos optar por bajar por la pista o tomar el camino que, pasando por la fuente O’Cubilaré nos conduce hasta el punto de inicio.

NOTA: Desde la cima del Mondoto, no vimos ninguna señalización y sin conocer la zona, es imprescindible el track con el gps o un buen manejo del mapa.

60.- GABARDITO-AGUAS TUERTAS

p1000468 (medium)

¡POR FIN, LA NIEVE!

Ha tardado en llegar y el riesgo de aludes de hoy era de 3 sobre cinco, la categoría en la que más accidentes ocurren, así que seleccionamos un recorrido por un valle abierto y con poca pendiente.

Subimos hasta el camping de la Selva de Oza, justo hasta donde la quitanieves había limpiado la carretera. Nos pusimos las raquetas nada más bajar del coche.

Como fuimos los más madrugadores, nos tocó ir haciendo huella. Afortunadamente, la nieve estaba compacta y se caminaba con bastante facilidad.

Seguimos la pista hasta el refugio del Achar de Aguas Tuertas, donde pensábamos parar para comer. Optamos por subir por la pista, que apenas se distinguía debido a la gran cantidad de nieve que había en ese tramo. Cuando llegamos allí, apenas pudimos ver el tejado y la parte superior de la chimenea. Estaba totalmente enterrado en la nieve. A la vuelta nos animamos a bajar por el sendero, bastante más empinado, pero más corto.

La vista del valle de Aguas Tuertas, todo cubierto de nieve y bajo el sol, era sencillamente deslumbrante.

El atardecer nos regaló unas imágenes de nieve dorada y luces rojizas y anaranjadas. Descansamos un poco en el magnífico refugio de Gabardito. Inusualmente limpio y cuidado. ¡Muchas gracias a quienes lo han hecho posible y quienes lo mantienen así!

Como además de unas botas, había que estrenar el frontal, la última hora la hicimos ya de noche, caminando con las raquetas a la luz de los frontales, rodeados de nieve. Si no hubiera sido por el cansancio que nos producían los 21 kilómetros de recorrido, hubiéramos disfrutado un poco más. El reflejo de la matrícula del coche a lo lejos, nos alivió mucho.

Tengo que comentar que he estrenado una botass Bestard Crossover con suela Artic Grip, que se publicitan como dotadas de más capacidad de adherencia en hielo y tengo que decir que SÍ. Efectivamente se nota en hielo húmero (carretera helada, por ejemplo). Además de ello, los pies calientes y ninguna molestia tras casi 22 kilómetros. ¡Buenas botas!

p1000382 (medium)p1000388 (medium)p1000400 (medium)p1000403 (medium)p1000411 (medium)p1000412 (medium)p1000429 (medium)p1000434 (medium)p1000440 (medium)p1000450 (medium)p1000462 (medium)p1000454 (medium)p1000473 (medium)p1000481 (medium)p1000488 (medium)p1000491 (medium)